Emprendedores desde pequeños

Los alumnos de 2º de primaria, damos por concluido nuestro proyecto ” ¿Qué se necesita saber para hacer la compra?” con el montaje de nuestra tienda.

Durante este trimestre hemos aprendido que se necesitan saber muchas cosas a la hora de ir a hacer la compra. Si quieres acompañar a tus padres al supermercado y ayudar activamente, no solo es necesario la lista de la compra como muchos de nosotros pensábamos en nuestra lluvia inicial de ideas. Ahora nos sentimos mucho más preparados para ello. Somos conscientes del horario de un supermercado , creíamos que era como el del cole, que al  mediodía  cerraban por ejemplo y no, la mayoría de los supermercados grandes abren sus puertas a las 9: 00 am y cierran a las 9:30 pm. Hacen un horario continuo de 12 horas y media.

Antes íbamos por los pasillos o en las propagandas que nos llegaban  a casa  y veíamos muchos carteles de ofertas que no sabíamos que querían decir (3 x 2), la segunda unidad al  50% etc. Nos ha parecido interesante el tema del ahorro y en nuestra tienda también hemos querido ofertar algunos productos  a nuestros clientes.

Cuando hablamos del precio de las cosas, podíamos decir que una docena de huevos podía valer 7€ y una tableta 4€, no había una noción cercana a la realidad mientras que ahora nuestras estimaciones son más concretas. El tema de los decimales se nos escapa un poco … pero nos suenan y sobre todo, diferenciamos los euros y los céntimos, que era un lío…

Ha sido super divertido jugar a comprar y vender, te doy, me devuelves, las cajas registradoras. Siempre atentos a  la hora de pagar y de dar bien las vueltas. Aquí cuanto más rápido sea tu cálculo mental antes acabas y entrenando nuestro cerebro sumando y restando todo el rato que le viene genial. 

Como os hemos empezado a explicar al principio, el viernes pasado invitamos a los alumn@s de 1º a nuestra tienda que abría sus puertas de 10 a 11 en nuestra clase. Ellos fueron nuestros clientes y pudieron comprarse un almuerzo casero  y una manualidad (DIY) cada uno de ellos. 

¡Nos lo pasamos bomba! poniendo los  precios, haciendo el inventario… y finalmente representado en un diagrama de barras cual era el producto tanto de los almuerzos (los cucuruchos de patatas fritas) como de las manualidades (comecocos)  que más había gustado a nuestros ” clientes”. Da mucha satisfacción vender algo que tú haces o creas con tus manos y que es un éxito porque te lo compran sin parar. Tras la venta tocaba recoger el  “txiringuito” y contar el dinero recaudado. (38’50 €) para ver que regalo podríamos comprar para toda la clase… ya decidiremos…